Los siete looks de invitada de verano

Vestido "midi", mono de manga abullonada o camisa y falda lápiz son los mejores estilismos para acertar en las ceremonias de esta temporada

Temporada de verano es sinónimo de temporada de bodas. Aunque cada vez es más habitual que estas celebraciones se repartan por todo el año, cuando llega el calor -o debería llegar aunque la meteorología haga alguna de las suyas- viven su momento más álgido. Intentar ir elegante, actual cumplir el protocolo y verse lo más favorecida posible son las cuatro normas básicas que busca cada invitada a una boda en su estilismo. Aunque lo más importante siempre es no caer en el error de verse “disfrazada”, con un estilo muy diferente al habitual o que suponga más sorpresa o extrañeza que halagos. Pero, dejando consejos y recordatorios a un lado, este verano hay siete looks ideales con los que colocarse en los primeros puestos del ranking de las más elegantes de las bodas. Los vestidos a media pierna, los monos con mangas abullonadas o las faldas lápiz con una camisa o top especial son tres ases en la manga que no hay que dejar escapar.

Vestido "midi"

Vestido "midi"

Es la mejor elección para las que busquen elegancia, belleza y comodidad. El largo a media pierna estiliza a casi todos los cuerpos y permite muchas combinaciones de calzado posibles: desde tacones bajos o sandalias planas para las más altas hasta stillettos o sandalias de tacón de vértigo para las más bajitas. Elegir alguno de lunares, con algún volante, con unas mangas originales, de escote barco o con la espalda descubierta son aciertos garantizados.

Mono con mangas abullonadas

Mono con mangas abullonadas

Pasen los años que pasen parece que el mono no está dispuesto a abandonar el armario. Y menos en lo que a ocasiones especiales se refiere. Es una pieza perfecta para bodas de día y de noche. Sólo hay que elegir bien el color y los complementos en función del resultado deseado. Para una boda de mañana, es mejor apostar por algún diseño en colores pastel o vivos, con un largo a media pierna, y combinado con una pamela o un tocado importante.

Falda lápiz

Falda lápiz

Es una silueta perfecta para las que quieran seguir la moda imperante de las dos piezas. Combinada con una blusa de seda, una camisa masculina con puños trabajados o una botonadura diferente, o con un top joya o de mangas con volumen; y añadiendo al look un zapato o sandalia de tacón –obligatorio– para estilizar al máximo la figura, el éxito está garantizado

Por la noche, mejor escoger diseños realizados en tejidos nobles, con brillos, apliques, transparencias y jugar con la fantasía en los complementos. Y, atención, porque el que mejor funciona de día y de noche es el mono con mangas abullonadas. Elegancia y tendencia en una sola pieza.
Vestidos asimétricos

Vestidos asimétricos

Jugar con los diferentes largos, el escote irregular, las mangas diferentes o los cortes fuera de la norma es una tendencia en auge. Las asimetrías en los vestidos hacen que se conviertan en piezas diferentes, en looks sorprendentes alejados del clásico vestido de boda-bautizo-comunión. Los consejos de evitar vestidos cortos por la noche ya han pasado a mejor vida, sobre todo desde que existen los largos asimétricos que permiten que una falda corta parezca midi y viceversa. Larga vida al juego de la asimetría.

Brillos

Brillos

Para triunfar hay que brillar. Lo dicen las pasarelas, las firmas más influyentes y el streetstyle. Las lentejuelas, los minipaillettes, el lúrex, el lamé… son tejidos que sí o sí tienen que estar en cualquier estilismo de boda de verano. Si no se encuentra la comodidad en estos materiales, crear un look con una prenda básica y ponerle el brillo en los complementos es otra apuesta segura. Pendientes XL, bolsos tipo saco, sandalias con cristales… las opciones son infinitas.

Pantalón palazzo

Pantalón palazzo

¿Una pieza que estilice a todo tipo de cuerpos, que sea cómoda, elegante y que tenga mucha más vida después de usarla en una celebración? Sin duda esa es el pantalón palazzo. Es apto para el día, combinado con alguna blusa delicada o un top ligero y sin mangas, y para la noche, utilizando tops lenceros, camisas con
transparencias y joyas XL.

Más información: